¿Se está invirtiendo la política prohibicionista respecto el cannabis?

Nos hallamos tal vez en un momento histórico que constituye un punto de inflexión en las políticas sobre cannabis. En muchos países, y en particular en el nuestro, el aumento del consumo, el auge del autocultivo, y la aceptación cada vez mayor de las políticas de tolerancia respecto a su uso y posesión, podrían desembocar en pocos años en una aceptación de su comercio y consumo regulado. Estos son los algunos de los factores que definen la situación actual:

Se cuenta ya con un importante sustrato teórico antiprohibicionista, con notables aportaciones al debate y la historiografía del problema de las drogas, y que ha servido para difundir los argumentos en contra de la prohibición.

Se está empezando a consolidar, desde la segunda mitad de los noventa, un importante movimiento asociacionista que propugna, contra la prohibición, autocultivo. Una formula que combina el sentido práctico, la desobediencia civil, y la resistencia pacífica. Y, además, sin enriquecer a las mafias ni a los corruptos.

Ha resurgido el interés entre la opinión pública y los medios de comunicación hacia el uso medicinal del cannabis. La eficacia de su consumo para aliviar las nauseas en los tratamientos contra el cáncer y el SIDA ha dejado patente lo injusto y cruel de una situación legal que priva a los enfermos de aquello que puede aliviarlos. Por otra parte la dificultad de definir donde acaba el uso social y donde empieza el medicinal, ha debilitado las posiciones más ortodoxamente prohibicionistas.

Internet y la aparición de revistas especializadas, han propiciado la difusión y cohesión de los planteamientos antiprohibicionistas, y han potenciado entre los usuarios de marihuana la conciencia de grupo y las consiguientes "salidas del armario" de usuarios antes clandestinos.


La prohibición, antes una verdad incuestionable, es ahora objeto de debate y sale a la luz la debilidad de sus argumentos fundacionales. En esta situación resulta incluso difícil encontrar defensores abiertos de la prohibición que acepten debatir en foros público en igualdad de condiciones con los antiprohibicionistas. Pero pese a la fragilidad de la antes monolítica prohibición, quedan, es cierto, algunos puntos importantes que la sustentan, y que mantienen gran parte de la fuerza que siempre han tenido entre la opinión pública:

El proteccionismo sanitario y el énfasis en los riesgos, que tiende a vincular la posibilidad o no de legalizar el cannabis, con la definición científica de los riesgos. En este sentido, la persecución contra el alcohol y el tabaco, o ayuda a la causa legalizadora.
La teoría de la escalada sigue manteniendo parte de su fuerza, pero, reducido el riesgo de la heroína, costará cada vez más de sustentar, si bien los defensores de la prohibición intentan convertir ahora las drogas de síntesis en la nueva sustancia a temer.
Los argumentos morales se encuentran ahora transmutados en un discurso de defensa de los "niños y los jóvenes", donde la juventud se alarga hasta donde interese para mantener la tutela social paternalista.
No hay que menospreciar, como factor de resistencia al cambio, el peso de las políticas antidroga de Estados Unidos, adalid de la cruzada mundial antidrogas, y de la ola conservadora que invade Europa, , y poco dispuesto a aceptar una extensión de políticas liberalizadoras.

Pese a estos factores de resistencia al cambio, es probable que asistamos en los años venideros a situaciones de legalización "de facto", en toda Europa, del consumo y comercio a pequeña escala de marihuana. Si las cosas no se tuercen.

7 Comentarios:

Blogger .duende said...

Jordi Cebrián:
Ha resurgido el interés entre la opinión pública y los medios de comunicación hacia el uso medicinal del cannabis. La eficacia de su consumo para aliviar las nauseas en los tratamientos contra el cáncer y el SIDA ha dejado patente lo injusto y cruel de una situación legal que priva a los enfermos de aquello que puede aliviarlos.
…………………………………………………………………………………………………………….

Duende:
Como es habitual en los antiprohibicionistas usan como argumentos el uso terapéutico del cannabis, tratando de equiparar el uso terapéutico con el uso “recreativo”

En el último congreso de la Sociedad Internacional de Investigación sobre el Cannabis es hablar del efecto de una molécula que se encuentra en una especia de planta, o de un análogo sintético o semisintético, y otra cosa es hablar de las ventajas del consumo habitual de una droga con más de 70 compuestos distintos.

De los compuestos que consta la planta, solo el tetrahidrocanabinol (TCH) es el que tiene dicho uso terapéutico, ¡¡el resto son nocivos para la salud!!...

Queda claro que los antiprohibicionistas usan y abusan del desconocimiento del las drogas por parte de la población. Pues utilizan medias verdades para crear mentiras que les sirvan de base para sus propósitos y conseguir que el resto de la sociedad les de su apoyo.


Por otra parte la legalización del cannabis como uso terapéutico, la apoyo firmemente, pero que quede claro mi apoyo no es para su uso “recreativo”

Si se legaliza su uso terapéutico? será usado en comprimidos capsulas o algo parecido, y no creo que se pueda acceder a ello sin receta medica…luego los antiprohibicionistas pondrán el grito en el cielo, por que lo que buscan es que se legalice su uso recreativo.
………………………………………………………………………………………………………………..

Jordi Cebrián:
La teoría de la escalada sigue manteniendo parte de su fuerza,


Duende:
¿Te atreves a llamar teoría a algo que esta demostrado?
La edad del primer 'porro' influye en el consumo de otras drogas

http://elmundosalud.elmundo.es/elmundosalud/2003/01/21/salud_personal/1043177225.html
Otra afirmación logia de quienes defienden la legalización de las drogas. De nuevo otra verdad a medias… propósito? Supongo que el de siempre. Buscar la confusión entre la población que desconoce el tema…
……………………………………………………………………………………………………………

Jordi Cebrián:
Los argumentos morales se encuentran ahora transmutados en un discurso de defensa de los "niños y los jóvenes", donde la juventud se alarga hasta donde interese para mantener la tutela social paternalista.

Duende:
Los padres tienen todo deber moral y cívico de proteger la vida y la salud de sus hijos. Las drogas son sustancias que pueden matar a una persona o causarla graves trastornos y enfermedades crónicas para el resto de su vida. Las drogas no son un juego y a los jóvenes no se les puede decir que las drogas se pueden comparar unas a otras para justificar su consumo o legalización. Me refiero a comparar drogas legales con ilegales. El alcohol con la heroína, las dos son drogas, pero una a corto plazo es mucho mas dañina y destructiva que la otra, una con una sola toma puede acabar con la vida de una persona, la otra no lo hará…

A quienes defienden el libre uso de las drogas... ¿Educáis a vuestros hijos desde temprana edad para consumir drogas de forma “responsable”?...¡no! eso lo tengo claro… ¿entonces por que gritáis para que los hijos de los demás las consuman libremente si así lo creen?....

Los antiprohibicionistas están llenos de contradicciones en cuanto las drogas les toca a ellos… ¿o miento?.... un antiprohibicionista que tenga un hijo que consuma dogas? No creo que le de 50 € para ir a comprar drogas y además le de una palmadita en la espalda diciéndole… ¡hijo estoy orgulloso de ti, ya eres todo un hombre!... ¡lo que hará será que deje las drogas y lleve una vida sana!

Seamos realistas… son unos hipócritas
……………………………………………………………………………………………………………….

Jordi Cebrián:
Pese a estos factores de resistencia al cambio, es probable que asistamos en los años venideros a situaciones de legalización "de facto", en toda Europa, del consumo y comercio a pequeña escala de marihuana. Si las cosas no se tuercen.

Los cambios no van a ser los que esperan los antiprohibicionistas, pues no se va a legalizar su consumo “recreativo” y dudo que a corto plazo consigan los propósitos que vaticinas.


Legalización de las drogas
Gerardo Ochoa Vargas


Legalización de las drogas
Gerardo Ochoa Vargas

Hay un supuesto que dice que si las drogas se legalizan, se acabaría con el narcotráfico y el problema de la adicción sería controlable.

La experiencia desmiente este supuesto. A excepción de Holanda, todos los países o estados que han experimentado esquemas de legalización o de despenalización han regresado a sus anteriores esquemas prohibicionistas. La causa: la epidemia de adicciones que han surgido como resultado de poner al alcance de todos sustancias que modifican ampliamente la conducta humana.

El doctor Rafael Velasco, ex presidente del Consejo Nacional Contra las Adicciones, clasifica a quienes proponen legalizar las drogas en: los que creen que acabaría con el narcotráfico, los que creen que las drogas no son tan malas, los que las han usado sin consecuencias graves, los que confían en soluciones simples para problemas complejos y los que apoyan la irrestricta "libertad" individual. Yo añado, los que creen irreflexivamente en estos supuestos y claro, nunca faltan, los que se beneficiarían de la legalización.

Legalizar produce la ilusión de que los delitos se acaban. Y en efecto se acaban, pero de nombre. Ya no existiría el delito de narcotráfico, sencillamente porque la droga se hace llegar de manera legal, pero la adicción ahí estaría.Si se legalizara el homicidio, la tasa de homicidio bajaría a cero, porque ya no habría el delito de homicidio. Pero los muertos ahí estarían.

Un gobierno responsable tiene como finalidad principal proteger a sus ciudadanos.La función de protección en México está muy descuidada: el crimen prolifera, el graffiti daña las comunidades, los precios de la droga, muy cortada y adulterada, la pone al alcance de niños y jóvenes. Y quizá, para evitar esta sensación de falta de control, distintos grupos que deberían de proteger a la población han iniciado campañas que ahora con algo de silencio, y en otras con mayor insistencia, promueven la legalización de las drogas.

Los experimentos de legalizar o despenalizar han terminado por regresar a la prohibición: en 1975, la corte en Alaska aumentó la permisividad para poseer más mariguana. Para 1988, entre los jóvenes de 12 a 17 años, el consumo aumentó hasta alcanzar más del doble que el promedio nacional de Estados Unidos. Finalmente, en 1990, se volvió al antiguo esquema de prohibición y el consumo empezó a disminuir lentamente.

En Inglaterra, entre 1960 y 1970, los adictos a la heroína se multiplicaron por 30 y, durante los 80, el número creció cerca de 40 por ciento anual; ahora, arrepentida, enfrenta el enorme costo de tratar miles de adictos. En comparación, en todo ese tiempo el número de adictos a la heroína en Estados Unidos se mantuvo en cifras de alrededor de 500 mil usuarios.

En Suiza, un parque llamado Platzpitz, se definió como lugar de tolerancia para usar drogas. En 1987 tenía 300 visitantes permanentes. Para 1992, eran 20 mil.En 1992 tuvieron que cerrar el parque, como única forma de acabar con el lastimoso espectáculo de gente inyectándose y drogándose a toda hora.

Holanda es el único país que no ha dado marcha atrás a la despenalización del uso de las llamadas "drogas blandas", que no son tan blandas: cuando se despenalizó el uso de la mariguana, en 1976, su contenido de tetrahidrocanabinol – el ingrediente activo – era de 3 a 5 por ciento; actualmente es de 35 por ciento, cantidad que produce problemas notables de salud– pérdida de memoria, daños cognitivos, y una falta de energía crónica que convierte al usuario en un ser apático y pasivo –Los resultados de la despenalización: el número de expendios de estas drogas aumentó, en 10 años, de 30 a mil 500 y el uso de mariguana en el grupo de edad de 18 a 25 años creció 200 por ciento. Al grado de que tan sólo en 1997, hubo un incremento de 25 por ciento en el número de adictos a la mariguana en tratamiento, comparado con un incremento de 3 por ciento en los casos de abuso de alcohol.De 1984 a 1996, el uso de drogas en adolescentes holandeses aumentó 200 por ciento, mientras que en Estados Unidos, en ese mismo periodo, la tasa se redujo en más del 50 por ciento. Las mismas autoridades *** el 65 por ciento del aumento en el crimen juvenil al uso de estas drogas, y el uso de "drogas duras" como la heroína se ha triplicado desde la despenalización de la mariguana, pero Holanda no desea cambiar de rumbo. La frase holandesa que se usa para este fenómeno es alles door de vingers zien: ver a través de los dedos, esto es, ver sólo lo que quieren ver.

Los promotores de la legalización dicen que las drogas legales, alcohol y tabaco, matan mucha más gente que las drogas ilícitas, y es cierto. Pero no mencionan que eso es en un contexto de prohibición. Si se legalizaran, la mortalidad crecería enormemente. Estas sustancias alteran gravemente la conducta. Cerca del 70 por ciento de los presos en 12 áreas metropolitanas de Estados Unidos cometieron su delito bajo influencia de las drogas. Un tercio las había usado inmediatamente antes. El 28 por ciento de los homicidas y el 20 por ciento de los violadores cometieron sus delitos bajo influencia de drogas. En el 80 por ciento de los casos de maltrato infantil en que el niño murió, el agresor se encontraba bajo influencia del crack.

Es ingenuo pensar que un narcotraficante, que se ha dedicado al delito buena parte de su vida, se convertirá en un respetable hombre de negocios o que, al menos, dejará su actividad ilegal. Si todas las drogas no se legalizan absolutamente para todos con el mismo precio, el esquema fracasará. Si no se legalizan para los niños, o no se legalizan las mal llamadas drogas duras, entonces no faltarán delincuentes que se las vendan. Y el esquema, insisto, fracasarán ese caso en su faceta de inhibir al narcotráfico, porque la epidemia de adicciones y toda la mortalidad relacionada con la droga ahí estaría.

Durante mucho tiempo se han podido comprar, en nuestro país, marcas que antes sólo se conseguían de contrabando. Sin embargo, la gente sigue acudiendo a Tepito y otros mercados de contrabando, a comprar a menor precio aquello que fácilmente consigue cerca de su casa.

Tampoco parece prudente el usar el esquema de la fiscalización: hacer que los consumidores de drogas paguen impuestos en su consumo, como ocurre con el alcohol y el tabaco. Hacer a una economía dependiente de los impuestos generados por el consumo ciudadano de drogas que acaban con la iniciativa individual y alientan el comportamiento violento es francamente macabro.

Las drogas son sustancias que deben permanecer prohibidas, ya que si se aumenta su disponibilidad, más jóvenes y niños pueden caer en la adicción. La facilidad de obtener una droga está íntimamente relacionada con su nivel de uso, como quedó demostrado en el caso de Alaska arriba mencionado y muchos otros. Los programas de combate al narcotráfico y prevención de adicciones deben mejorar, claro está, pero legalizar produce la falsa sensación de control, que no sería sino otro engaño. Uno más, que un gobierno irresponsable podría propiciar.

Y para concluir….

Holanda es uno de los estandartes de los antiprohibicionistas…

'Coffeeshops': cannabis regulado sin ley

El 'coffeeshop' es el nombre eufemístico que se da a los lugares en Holanda donde se permite fumar cannabis y que funcionan bajo una regulación llena de contradicciones que despierta pasión entre los turistas, rechazo entre los autóctonos y polémicas en la política.

Inspirados por la idea de aceptar el consumo en bajas cantidades de cannabis para así controlar esta práctica y alejar a los fumadores de los círculos ilegales que les abrirían las puertas de las drogas duras, los 'coffeeshops' (cafés) son un ejemplo de una regulación que carece de ley.

Al contrario de la imagen proyectada en el extranjero, Holanda nunca ha legalizado las drogas blandas, sino que los legisladores miran los 'coffeeshops' con ojos que no ven y consienten su apertura bajo estrictas condiciones.

Pueden vender cannabis

La obtención de una licencia pasa por que estos establecimientos no vendan alcohol ni drogas duras, despachen un máximo de 5 gramos de cannabis por persona y día y tengan un máximo de 500 gramos de esta droga en el almacén.

Aunque estos criterios están recogidos en un apartado de la ley, la Justicia holandesa remarca la ausencia de legalización de las drogas blandas. Igualmente, la posesión de 30 gramos de cannabis para consumo propio no se considera tanto un delito sino una 'falta' que, eso sí, puede castigarse hasta con un mes de cárcel.

Afortunadamente no es delito llevar 30 gramos… que si lo fuese que seria del pobre que lo detienen con esa cantidad

La paradoja de una regulación sin ley no es la única contradicción de esta 'política del consentimiento' (gedoogbeleid, como se conoce en holandés). Por raro que parezca, los 'coffeeshops' pueden vender cannabis, pero está prohibida la venta de esa sustancia a estos locales que según esta condición, en la práctica, no podrían comprar la mercancía para la que se han pensado.

¿Si esta prohibida su venta a estos locales?... ¿la producen ellos mismos… o la consiguen en el mercado negro?

La procedencia del cannabis que se vende es un gran misterio que ha llevado a algunos políticos a pensar que por la puerta trasera de estos locales entra hachís proveniente de los circuitos ilegales.

esta claro que proviene del narcotrafico...¿O no tengo razón?

Por ello, durante este año, los laboristas (PvdA) y los verdes (Groen Links), en la oposición, junto con los liberales de derechas (VVD) y los recién salidos de la coalición, los liberales de izquierda (D66), propusieron que se permitiera de forma experimental el cultivo de cannabis para ser vendido en los 'coffeeshops' y así contribuir a la coherencia de la política.

¿y este es el modelo de política que proponen l@s personas que defienden la legalización de las drogas?

El Parlamento rechazó finalmente en junio esta propuesta porque el VVD le retiró su apoyo, tras haber amenazado el ministro de Justicia, Piet Hein Donner (CDA), con su dimisión si el experimento -que también fue objeto de críticas desde Bruselas- salía adelante. En paulatino descenso desde el año 2003, cuando se registraron 754 de estos locales, los últimos datos referidos a 2005 indican una disminución de 25 'coffeeshops' entre esos dos años.

Parece que no tienen tanto éxito, por no mencionar las contradicciones en la propia ley que este artículo claramente expone


Esta tendencia a la baja se explica porque no siempre pueden cumplir con la exigencia de que sus clientes no alteren la tranquilidad de las calles, especialmente la clientela de turistas atraídos como moscas por estos fumaderos.


Parece ser que el éxito de dichos locales solo radica en el turismo…o al menos así lo interpreto después de leer este artículo… ¿o me equivoco?


Esta problemática se acentúa en ayuntamientos fronterizos como el de Maastricht (Sur de Holanda), que incluso planeó -sin éxito por la oposición de su vecina Bélgica- la creación de una especie de bulevar del cannabis en diferentes localidades cercanas a la frontera para desplazar a la periferia posibles disturbios callejeros.


¡Muy buena la idea!... Como en cualquier ciudad… se les trata de desplazar para que así tenga menos repercusión social la violencia… ¿Ojos que no ven?... ¡corazón que no siente! y de paso implícan en el problema al país vecino que nada tiene que ver


Con estilos que van desde los impregnados de un ambiente lúgubre hasta los inspirados por un toque tropical, los 'coffeeshops' son tan amados por los turistas como ignorados por el holandés medio, quien se resiste al estereotipo de su país como paraíso de la prostitución y las drogas.


Como siempre suele pasar, el ciudadano medio no tiene voz ni voto y tiene que tragar con lo que los políticos de turno impongan… ¡El ciudadano propone y los políticos disponen!

(Cogido de la red)

P.D.: Los comentarios son míos.

11:34 a. m.  
Anonymous Druida31 said...

Jordi,felicidades por tu blog.

5:44 p. m.  
Anonymous Druida31 said...

Una cosa mas,no tenemos porque soportar ciertos comentarios de personajetes que se meten aqui a decir que los antiprohibicionistas somos unos hipocritas y que abusamos del desconocimiento de drogas de la población para ultilizar medias verdades y crear mentiras para obtener el apoyo de la sociedad.Yo no permitiria comentarios descalificativos en mi blog.

Un saludo Jordi.

6:16 p. m.  
Anonymous TuPsilocybicoAmigo said...

En primer lugar felicitar a jordi Cebrian por el blog porque acabo de descubrirlo y esta de puta madre directo a favoritos jeje.
Lo que no m a gustado a sido es duende ese y voy a contestarle a alguna tontería que dice.

1º.duende dijo...
...los antiprohibicionistas pondrán el grito en el cielo, por que lo que buscan es que se legalice su uso recreativo.

TuPsilocybicoAmigo dice:
Que hay de malo en un consumo "recreativo" yo puedo fumarme un porro después de comer porque tengo en estomago lleno y así me ayuda a digerir del mismo modo que tu te tomas una manzanilla es lo mismo son dos plantas y las dos estimulan de forma distinta eso si.

2ºJordi Cebrián:
La teoría de la escalada sigue manteniendo parte de su fuerza,


Duende:
¿Te atreves a llamar teoría a algo que esta demostrado?
La edad del primer 'porro' influye en el consumo de otras drogas


TuPsilocybicoamigo dice:

Por esa misma regla podemos atribuir el comienzo de la escalada a el tabaco o el alcohol que es por lo que realmente empiezan los jóvenes y que a su vez provocan muchas mas muertes k la marihuana.

3ºduende dijo:
El alcohol con la heroína, las dos son drogas, pero una a corto plazo es mucho mas dañina y destructiva que la otra, una con una sola toma puede acabar con la vida de una persona, la otra no lo hará…

TuPsilocybicoAmigo dice:
no pero la otra sigue registrando muertos cada fin de semana ya sea por accidentes o por intoxicación y la marihuana no provoca muertes nisiquiera intoxicaciones graves y ademas es mas fácil pillar un coma etílico que un "blancazo" (intoxicación de cannabis).

4ºduende dijo:
Seamos realistas… son unos hipócritas

TuPsilocybicoamigo dice:
Esto si que no aquí los que son unos hipócritas sois los que pensáis como quieren que piensen los que manejan los hilos porque queréis prohibir algo que desde como 4 millones de años se lleva utilizando sin ningún prejuicio asta que decidieran ilegalizarla y claro la droga tiene k ser perseguida porque claro la iglesia dice que es mala y el gobierno y ellos no mienten ni se equivocan y saben de todo.

5ºduende dijo:
'Coffeeshops': cannabis regulado sin ley

TuPsilocybicoamigo dice:
JaJaJa regulado sin ley? quieres decir que si yo consigo cannabis o hachís en la calle va a estar regulado por la ley o a lo mejor te as equivocado y el cannabis regulado por la ley seria el que puedo comprar en una tienda legal con sus papeles en regla, correspondientes inspecciones sanitarias, información sobre el producto y garantía de calidad.

6ºduende dijo_
Las drogas son sustancias que deben permanecer prohibidas, ya que si se aumenta su disponibilidad, más jóvenes y niños pueden caer en la adicción

TuPsilocybicoamigo dice:
Pero todavía no os dais cuenta que la prohibición no es la solución hoy en día se incauta la mayor cantidad de droga pero sin embargo también se consume como nunca esto significa que no es la solución.
Además si tu no controlas una cosa como quieres controlar que los jóvenes no la uses me explico como quieres que los jóvenes no la tomen si el gobierno no controla las ventas, no seria mas coherente controlar las ventas de esta manera se puede controlar la edad de consumo, la calidad( muy importante porque el que vende droga la vende para hacer dinero y para eso la corta con otras sustancias en muchos casos muy perjudiciales), el precio etc.

7ºduende dijo:
los 'coffeeshops' son tan amados por los turistas como ignorados por el holandés medio, quien se resiste al estereotipo de su país como paraíso de la prostitución y las drogas.

TuPsilocybicoamigo dice:
No lo que pasa es que en holanda ay lo que se llama una normalización el que aya coffeeshops y puticlubs no quiere decir que los holandeses sean porreros y puteros ni significa que tengan que ir todo el día a consumir drogas a los "coffes" ni a follar para ellos es normal y esta regulado lo que significa que el holandes medio que dices puede ir a un coffeeshops sabiendo que lo que va a consumir es de calidad por lo que no esta perturbado, sabe que le va a sentar bien porque esta en un lugar agradable (no esta escondido debajo de un puente vigilando si le pillan), sabe que no va a tener problemas ( ya que muchas veces las "mafias" que las venden pueden ser peligrosas o también por lo mencionado antes de la policía) ademas de que en estos locales tienes mucha información acerca del cannabis.

8ºduende dijo:
Como siempre suele pasar, el ciudadano medio no tiene voz ni voto y tiene que tragar con lo que los políticos de turno impongan… ¡El ciudadano propone y los políticos disponen!

TuPsilocybico amigo dice:
Como siempre suele pasar, el ciudadano medio no tiene voz ni voto y tiene que tragar con lo que los políticos de turno impongan… ¡El ciudadano propone y los políticos disponen!
Porfin hay algo en lo que estamos desacuerdo pero esto aplicalo a los políticos de españa, francia, italia, estados unidos, cuba, rusia, china, india...


moraleja: La prohibición a fracasado una moralización justa y regulada es la solución.

A ti ".duernde" mas te valdría informarte mas antes de largar tonterías por hay porque a lo mejor no son los perturbados los que quieren fumar sino los que privan de los derechos a los que quieren utilizar una planta tan natural como el manzano o la lechuga. Que pasa Yo no hago mal a nadie por fumarme un porro en un local o en mi casa en entonces porque sigue prohibido porque me hace daño a mi desde cuando te preocupas por mi soy mayor de edad se lo que hago y estoy mejor informado que tu sobre lo que estoy consumiendo así que por favor vete a protestar a otro lado o vuelve con mas información.
un saludo
GreenSkull
TuPsilocybicoamigo

6:36 a. m.  
Anonymous TuPsilocybicoamigo said...

Cuando es dicho que:
"Porfin hay algo en lo que estamos desacuerdo" queria decir que "Porfin hay algo en lo que estamos deacuerdo"

6:48 a. m.  
Anonymous TuPsilocybicoamigo said...

Jeje...
Cuando dije: moralizacion queria decir normalización.
un saludo

3:15 a. m.  
Blogger Elias Vida said...

La "teoria de la escalda" es un sinsentido tal como afirmar que "del chicle al cigarrillo, del cigarrillo a la droga"; como nos decía una maestra en la escuela. (a mi me gustaban los chicles asi que...)

saludos

1:02 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home