¿Que hay de nuevo, viejo?

¿Qué hay de nuevo? En lo que respecta a política sobre drogas y a las cosas que pueden decirse al respecto, bien poca cosa. Curiosamente en este tema los argumentos parecen agotados desde hace décadas. Es cierto que los argumentos prohibicionistas van evolucionando: el énfasis se ha ido decantando gradualmente desde lo moral hasta lo sanitario. La moral en si misma no parece ya un argumento suficiente para perseguir a quienes no la comparten, así que es desde una perspectiva científica desde la que se aportan ahora las justificaciones para mantener la prohibición. Pero el discurso para oponerse a esta injusta persecución no se han modificado en lo esencial. Todo está dicho: desde el discurso ético que antepone la libertad individual a una supuesta preservación de una nada definida Salud Pública, a la simple enumeración de riesgos asociados al consumo y contrastados con tantos y tantos riesgos mayores que la sociedad decide asumir sin caer en la represión. Comentaba en el primer número de esta publicación que jamás existirá un solo estudio científico o un solo informe que, por si mismo, cambie la política sobre drogas o permita la legalización del cannabis. A lo sumo, si los acontecimientos se precipitan y la legalización llaga a hacerse inevitable, aparecerán entonces en boca de políticos, con nuevos ropajes, los argumentos que tantos de nosotros hemos venido defendiendo desde hace tiempo. Las autoridades del momento se mostrarán en público diciendo que nuevos datos y nuevas realidades conllevan cambios en la política. Parecerá entonces tal vez que los motivos para la prohibición se hayan esfumado, no que nunca hayan existido. Pero no será así. Los datos ya están aquí, para quien quiera usarlos. Se trata sólo de tener la valentía de asumirlos y la honestidad intelectual para admitir errores colectivos del pasado. Por lo demás, nada de nuevo, viejo.

1 Comentarios:

Blogger Elias Vida said...

Hola!

Muy guay tu blog, muchas cosas interesantes. Ya iré leyendo más.

Me gustaría aportar algo a esta entrada, "¿que hay de nuevo?" y sugerirte: "la reducción del daño y del riesgo"

Parecera paradojico que una movida contraprohibicionista como estas sean la nueva cara del sistema de fiscalizacion; pero debemos estar atentos a las mutaciones. Y es que hace un tiempo (quizas desde su mismo comienzo?) este sistema no ha sido exclusivamente juridico-represivo sino sanitario.
No digo que la RD y RR sean ya mismo la nueva cara de viejos proyectos, pero, creo, es el camino.
Como muestra un pequeño botoncito: y es el acercamiento a la reducc de riesgos de una ong como "Dianova" surgida de "fundacion engelmayer" o "El patriarca". Ver la entrevista a Energy Control que hacen en su revista Infonova.
Y por alli tambien pronunciaciones de "Proyecto Hombre".

Tema interesante.
Estoy trabajando en ello y prometo enviarte algo cuando este terminado.
Saludos y a tu disposición!
chau!

7:12 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home