Las anfetaminas, prohibidas

Poco después de acabada la Ley Seca, cuando el crimen organizado debe buscar nuevas fuentes de financiación, la cocaína es descartada porque acababan de hacer su aparición las anfetaminas, unos fármacos estimulantes que podían encontrarse fácilmente en las farmacias y cuya potencia podía sustituir a la cocaína. Eran derivados sintéticos de la efedrina, el principio activo de un vegetal con propiedades estimulantes, la efedra. Con las anfetaminas se constata la importancia de la prohibición en el uso que se hace de las drogas. Así, en los lugares donde pueden conseguirse en las farmacias fácilmente, no aparece una fuerte demanda, pero en los lugares donde se las criminaliza, los consumos se vuelven compulsivos, el producto se adultera y los peligros para los consumidores crecen. Estos compuestos químicos traerán sin embargo numerosos quebraderos de cabeza a los guardianes antidroga: como todas las drogas de diseño, son fácilmente elaborables, fuera de cualquier control, a partir de precursores comunes. Además, tras prohibirse un compuesto, puede aparecer uno nuevo, similar en cuanto a efectos, pero de composición química distinta. Eso llevó a que una convención de la ONU declarara ilegales, en 1988, no sólo una relación de compuestos existentes sino incluso aquellos que estaban aun por descubrirse, si iban a tener efectos psicoactivos.

1 Comentarios:

Blogger ESTEmiMUNDOinterior said...

a esa prohibición les faltó por añadir:

" ... y con dos cojones"

2:03 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home