Detección del uso de drogas en conductores: algunas reflexiones y muchas dudas


Desde unos meses a esta parte no cesan de aparecer noticias relacionadas con la relación entre alcohol, drogas y accidentes de circulación. Varios países, entre los que se encuentra España, están orientando sus esfuerzos a conseguir sistemas de detección de drogas que puedan aplicarse a los conductores, con criterios de discrecionalidad, a fin de detectar si el conductor ha tomado drogas. Ante la evidencia trágica de los miles de muertos anuales en accidentes de tráfico, es de temer que se tomen decisiones precipitadas que, sin aportar mejoras relevantes en la seguridad vial, interfieran en la vida de muchos ciudadanos. Ahora bien, ¿qué se pretende realmente con estas medidas? Parece claro que no se trata sólo de reducir los accidentes, sino de aprovechar el escándalo causado por los miles de muertes anuales en accidentes de circulación, para reducir indirectamente el consumo de drogas ilícitas.

Esto es especialmente crítico en el caso del cannabis, pues es sabido que los metabolitos que detectan los análisis permanecen en el organismo hasta más de dos semanas después del consumo sin que, obviamente, se mantengan los efectos psicoactivos. Pero es evidente que estas nimiedades no arredrarán a los partidarios de llevar adelante estas medidas, sobre todo a aquellos que ven en esto una oportunidad de imponer criterios morales. En Estados Unidos ya no se avergüenzan de reconocerlo. En nueve estados existen ya leyes de “tolerancia cero”, que convierten en delito el uso de vehículos de motor mientras existan en el organismo drogas o alguno de sus metabolitos. Un conductor que hubiera fumado un porro diez días antes sería pues considerado un delincuente. El director de la agencia antidrogas estadounidense NIDA, con la que el gobierno español firmó recientes convenios lo deja claro en sus declaraciones durante un reciente congreso dedicado a perseguir el uso de drogas entre conductores: “La experiencia americana de realizar análisis de consumo de drogas en los lugares de trabajo, aun cuando no existan sospechas de su consumo, nos ha preparado para dar el paso de analizar a los conductores para ver si se drogan. Hemos de abandonar el concepto de ‘no puedes conducir si las drogas reducen tu capacidad’ por el de ‘si has tomado drogas no puedes conducir”.

¿Qué solución le quedará, pongamos por caso, a una persona que necesita su coche para trabajar, pero que es aficionado a consumir marihuana los fines de semana, cuando no usa el coche, o por las noches, para relajarse y dormir. Para los legisladores parece claro que la respuesta es prescindir para siempre del coche o de la marihuana, aun cuando es evidente que sus consumos en nada pueden afectar a su conducción. Este caso es más cruel cuando el consumo puede ser necesario por motivos terapéuticos.

Un factor más que añade complejidad a esta cuestión, especialmente en el caso del cannabis, es que existen muchos estudios referidos al cannabis en la conducción que muestran que no existe correlación entre consumo moderado de cannabis y accidentes, tal vez por la prudencia extra que parece mostrar bajo los efectos de la marihuana, tal vez por que, según parece, la coordinación y los reflejos apenas se ven afectados en un consumo moderado. No quiero deducir de esto que sea correcto conducir un coche habiéndose fumado un porro, pero parece cierto que, si se quisiera ser justo, datos como éste deberían ser tenidos en cuenta.

Todos estos factores harían necesario un debate en profundidad, libre de prejuicios y conclusiones preestablecidas, en el que se tuvieran en cuenta las diferentes implicaciones y su coste real. Me temo sin embargo que, cuando se discutan estos proyectos, las decisiones ya estarán tomadas.

1 Comentarios:

Anonymous Anónimo said...

COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
EN LA CONDUCCION DIARIA

Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

Ejemplo:

Ceder el paso a un peatón.

Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

Poner un intermitente

Cada vez que cedes el paso a un peatón

o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


Atentamente:
Joaquin Gorreta 55 años

8:50 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home